lunes, 22 de enero de 2018

Reseña | The Gentleman's Guide to Vice and Virtue


Título: The Gentleman's Guide to Vice and Virtue
Autor/a: Mackenzi Lee
¿Saga?: Sí.
Editorial: Harper Collins
¿Español?: Sí (en México)
Cómpralo: epub/papel
A Henry "Monty" Montague no le importa que sus pícaras pasiones estén lejos de ser adecuadas para el caballero que nació para ser. Pero a medida que Monty se embarca en su gran gira por Europa, sus búsquedas de placer y vicio corren peligro de llegar a su fin. Su padre no sólo espera que él se haga cargo del patrimonio de la familia a su regreso, sino que Monty también está sufriendo un enamoramiento imposible con su mejor amigo y compañero de viaje, Percy. 

Así que Monty promete hacer de esta escapada de un año un último hurra hedonista y coquetear con Percy de París hasta Roma. Pero cuando una de las decisiones temerarias de Monty convierte su viaje al extranjero en una espantosa cacería humana, se pone en duda todo lo que sabe, incluida su relación con el chico que adora.


Bueno, bueno. Este libro me llamó la atención desde el primer momento en que lo vi, y no pude evitar empezarlo en cuando tuve una oportunidad (dejando de lado libros que, en teoría, tenían más prioridad en mi lista, pero, ¿cuándo no hago eso?).

De este libro me llamó la atención no solo la cantidad de reseñas positivas que tenía, sino también los temas que tocaba. Vamos a ver, que os hago un resumen así rápido. SIGLO XVIII. NOBLES. PIRATAS. EL (ROAD?) TOUR MÁS ÉPICO DE LA HISTORIA. Por no hablar de que trata la homofóbia, el racismo, las enfermedades mentales... 

Y, además, te hace reír muchísimo. O al menos a mí me ha hecho reír muchísimo, pero hay que tener en cuenta que soy un poco (muy) boba. 

En las primeras páginas ya podemos ver que el protagonista es lo que catalogaríamos como un train-wreck o, para que nos entendamos todos, un desastre con patas. Hay opiniones dispares, pero muchos lectores han llegado a la conclusión de que le odian. Lo cual es muy triste, porque me he visto obligada, casi en contra de mi voluntad, a adoptárle (como hago con todos los personajes troubled y desastrillos, porque SOLO NECESITAN AMOOOR).

Henry, "Monty" para los amigos, es un rico heredero al título de Lord. Le han expulsado de la universidad por actividades ilícitas y no tiene una relación muy buena con su familia. Ni con la cultura y la educación. Aunque puedo entender por qué ha desagradado a tantas personas, creo que también es fácil ver por qué a otros nos ha gustado tanto. No es que no tenga cosas buenas para resaltar, es que él mismo se ha convencido, casi hasta convertirse en ello, de que no tiene ninguna valía. Creo que va evolucionando a lo largo del libro y que aunque todavía tiene que encontrarse a sí mismo, el camino que recorre es fantástico.

No quiero hacer spoilers, pero simplemente quiero que entendáis que aunque hay rasgos de su personalidad que a mí también me ponían de los nervios en muchos momentos, hay heridas que sanar (i've got scars even though they can't always be seen me dicen por el pinganillo que no es el momento ni el lugar para cantar canciones de One Direction)*.

Felicity es sin duda una de las mejores cosas del libro. Más lista que el hambre y sin dejarse intimidar por nadie, es una mujer fuera de su tiempo. Sueña con hacer cosas grandes, con dejar una huella en el mundo y estudiar, no quedar limitada al papel que se espera de ella por ser una mujer en el siglo XVIII. Tiene detalles o salidas que te hacen reír también, aunque quizás al principio cueste cogerle el punto. Me gusta que no esté limitada por quién es, sino por todo lo que la rodea, ya que es un cambio interesante en comparación a los otros personajes.

Percy es, comprobado irrefutablemente por los científicos, el sol. No, no, escuchadme, tengo razón. Es un amor de persona. Quizás es, de los tres, el personaje que confío que se desarrolle más, pero eso no significa que no esté bien desarrollado en este libro. Al principio quizás se vea más marcado por las decisiones y las aventuras de Morty que por él mismo, y además hay que entender que "arrastra mucho equipaje" (no sabía cómo traducir esta expresión tan típica del inglés, lo siento). 

En una época en la que queda determinado por su color de piel y sus orígenes, su personalidad es comprensible y sus acciones también, y más cuando a medida que se va avanzando en la historia y se conocen más detalles sobre él. El otro elemento que podría limitarlo o determinarlo también me parece muy bien llevado, y sus reacciones al respecto también. 

Los demás personajes quizás no estén tan bien delineados, porque son secundarios, pero ninguno de ellos es poco interesante. Con el trasfondo que ofrece sobre los personajes con menos peso, la autora consigue que te intereses por su vida y sus aventuras de la misma forma que te interesas en los tres protagonistas.

La relación entre Morty y Percy es muy bonita. No sé, muy pura, muy tierna, muy transcendental y muy bien llevada y quiero que sean felices porque ambos se lo merecen, pero también quiero que aprenden a quererse a sí mismos fuera de su relación y ♥♥.

No quiero decir que es verdad, pero es verdad.
En este tipo de libros suelo centrarme solo en los personajes, y hablar poco de la trama, pero creo que en este caso se merece una mención especial. No solo porque ha cogido todo los detalles que he mencionado de los personajes y lo ha convertido en elementos cotidianos de la trama, sin darles más importancia de la necesaria, lo cual, y creo que he repetido esto un millón de veces ya, me parece maravilloso, la trama es deliciosa.

Lo que empieza siendo un viaje simple termina mezclando alquimia, piratas y otros elementos emocionantes para hacer que no puedas apartar la mirada del libro. Quizás no es lo que uno se espera con esa portada y ese título, pero los elementos fantásticos se mezclan tan deliciosamente con los más realistas que no puedes evitar pensar en que todo encaja, aunque sea de forma insólita.

Lo mejor de todo es que tendremos un libro de mi hija Felicity, en el que espero que también aparezcan mis otros dos hijos y no me da el presupuesto para tanto debería dejar de adoptar gente.

En conclusión: aunque no esté en vuestros países el libro está en español así que esa no es excusa para no leerlo, y más allá de ser una lectura amena y muy divertida, también es un libro con un mensaje muy interesante e importante.

*siempre es el momento y el lugar para cantar canciones de one direction


jueves, 18 de enero de 2018

Reseña | History is all you left me



Título: History is all you left me
Autor: Adam Silvera
Editorial: Soho Teen
¿Saga?: No
¿Español?: No 
¡Cómpralo!: En epub / En papel

Cuando el primer amor y ex novio de Griffin, Theo, muere ahogado en un accidente, su universo explota. Aún cuando Theo se mudó a California para asistir a la Universidad y comenzó a salir con Jackson, Griffin nunca dudó de que Theo regresaría a él cuando fuera el tiempo correcto. Pero ahora el futuro que había planeado para ambos ya no existe. Y para hacer las cosas peor, la única persona que realmente entiende su dolor es Jackson. Pero no importa cuanto compartan entre si, la caída libre de Griffin continua. Él se esta perdiendo a si mismo en su compulsiones obsesivas y decisiones destructivas, y los secretos que guarda lo rompen cada vez más. Si Griffin alguna vez quiere reconstruir su futuro, el tendrá que ponerle frente a su pasado, y cada pieza de su roto corazón en el rompecabezas de su vida..
EL.DOLOR. EL PUTO DOLOR. QUÉ HE HECHO YO PARA MERECER ESTE DOLOR. SI VAIS A LEER ESTE LIBRO, COMPRAD PAÑUELOS. NO ES UN CONSEJO ES UNA ORDEN.
Me voy a relajar y abandonar a mis amigas las mayúsculas. Pero en serio, no sé qué hecho yo para merecer esto. Lloré como un poco muy mucho leyendo este libro (qué expresividad, qué don de palabra, por dios, qué hago desperdiciándome en este blog cuando debería contratarme una revista académica de literatura, por dios).

Y no, no hago spoilers diciendo eso al principio de la reseña, porque, si leéis la sinopsis, ya podréis ver que el ex-novio/mejor amigo del protagonista se muere y que él sufre mucho. Y yo sufro mucho.

Os aviso que tenéis que coger el libro con paciencia, porque los personajes toman decisiones de esas que se pueden llegar a exasperarte. Pero vamos, que a lo mejor soy yo que tengo mucho sueño siempre y eso hace que mis ansias asesinas estén por las nubes pero en general soy buena persona. Ese es un detalle que me parecía importante resaltar, porque es, a la vez, lo que más me ha gustado y lo que menos: lo humanos y realistas que son los personajes. Ves como van evolucionando, los vas conociendo y también compruebas cómo sobrellevan la pérdida.

Griffin, el protagonista, nos traslada del presente (después de la muerte de Theo) al pasado que compartieron juntos, desde su declaración algo atípica hasta la última vez que se vieron. Es un protagonista en cuya piel vives durante todos los momentos, un protagonista interesante.

Una cosa que quiero reconocerle al autor es que ha sabido representar bien y de forma respetuosa que el protagonista tuviese OCD, y que no es una característica que se use solo para añadirle "personalidad" y que más adelante en la novela se olvide, si no que es un punto importante en la trama.

A Theo le conoces a partir de él. Las experiencias y aficiones que compartieron, las cosas que le hacían único, su forma de ser, su carácter. Hay cosas que se van descubriendo a lo largo de todo el libro sobre él, aunque no sea un personaje presente.

Los demás personajes, Wade (mejor amigo de Theo y Griffin) y Jackson (el novio de Theo cuando este murió), quizás no tienen tanto protagonismo al principio, pero a medida que vamos llegando el presente, viendo como la historia llega a su fin y se van cerrando algunas incógnitas, también podemos ver cómo ellos evolucionan como personas y cómo se reencuentran con ellos mismos después de una pérdida tan importante.

Una cosa que me ha parecido muy interesante del libro ha sido lo de los universos paralelos, que ya veréis desde la primera página, y que hacen que la narración sea más interesante.

También me ha gustado que el libro sepa ir más allá. Porque no es un libro LGBT cuya única intención es ser LGBT. Es una idea que podría haber funcionad con una pareja heterosexual y con una pareja lesbiana, e incluso con una pareja gay y otra heterosexual. El peso de la trama no recae en la sexualidad de sus personajes, si no en su unión, en su historia, en la amistad, en el pasado, en el dolor, en cómo sobrellevar la pérdida.

Pero no por eso deja de pecar de algo de lo que pecan muchos libros con relaciones no heterosexuales, y es que casi no hay interacción alguna con el sexo opuesto. Ya sé que no es algo obligatorio, pero tenía que comentarlo.

Es un libro que recomendaría a cualquiera que esté interesado en estos géneros. A mí me gusta mucho leer este tipo de libros, pero si buscáis algo que implique más trama (aunque tiene una lo suficientemente interesante como para atraparte) y menos desarrollo de personalidad, quizás no es para vosotros. Pero en mi caso me dejó hecha una bolita llorosa, así que... si os interesa leedlo. Por favor.

lunes, 15 de enero de 2018

Reseña | Sombra y hueso


Título: Sombra y Hueso
Autor/a: Leigh Bardugo
Editorial: Hidra 
¿Saga?: Grisha
¿Español?:

Alina Starkov no espera mucho de la vida. Se quedó huérfana después de la guerra y lo único que tiene en el mundo es a su amigo Mal. A raíz de un ataque que recibe Mal al entrar en La Sombra, una oscuridad antinatural repleta de monstruos que ha aislado el país, Alina revela un poder latente que ni ella misma sabía que tenía. Tras ese episodio, Alina es conducida a la fuerza hasta la corte real para ser entrenada como un miembro de los Grisha, un grupo de magos de élite comandado por un individuo misterioso que se hace llamar El Oscuro.


Sé que no hace falta haber leído Grisha antes de leer Seis de Cuervos, pero yo quería, porque sentía que le hacía un feo a estos libros, aunque no sé si lo otro es secuela o precuela o cómo va la cosa. Y aunque no me han decepcionado, me esperaba algo más. Si, empezamos la reseña con toda la sinceridad que necesita, porque para qué mentir.

El estilo no está mal, entiendo por qué gusta, pero tampoco me pareció nada del otro mundo. Fácil de leer, pero ahí termina la cosa (me lo leí en un día y medio, si he de ser sincera, pero porque estaba en racha lectora). Una de las cosas que menos ha gustado es que veo que hay mucho world-building detrás pero yo he visto poco reflejado en este libro. Y no digo que cueste de entender, pero no veo por qué no podría haber más.

Tanto "los enemigos" como "el problema" me parecen sencillos, simplistas. Creo que la base de la novela es muy simple y que sin esos detalles de más para terminar de darle profundidad, se termina perdiendo la intención.

Otra cosa que quiero señalar es que me ha recordado mucho, por no decir muchísimo, a El gremio de los magos, primera entrega de Crónicas del Mago Negro de Trudi Canavan, del que podéis encontrar una reseña en el blog también. Cosa que no es mala, porque fue una saga que consiguió que me enamorase de la autora y que ahora tenga más libros suyos en la estantería y en mi lista de futuras lecturas.

Aunque tengo ganas de seguir leyendo la saga, muchas de ellas recaen en cuánto quiero leer Seis de cuervos, más que en lo que esta saga en específico tiene que ofrecer. Mientras muchos libros que encabezan una trilogía pecan en exceso de ser introductorios, otra de las cosas que me gustaría destacar de este libro es que tiene, por sí solo, una introducción y un nudo. No estoy segura de hasta qué punto puede necesitar un tercer libro, y temo que el segundo se me vaya a hacer muy largo.

Una cosa que sí que tengo que concederle a Leigh Bardugo es el desarrollo de la protagonista. Al estar narrado como está, se centra mucho en un solo personaje, y conocemos poco de los demás, más allá de unas pocas características, pero no considero que sea un problema.

Alina es una chica que descubre, después de vivir una vida más o menos tranquila (se dedica a hacer mapas y es huérfana de guerra), que en ella reside el poder que podría salvar a todo su país de la total decadencia, y al mundo de sucumbir por completo a La Sombra. Tal vez estas simples palabras son el más puro ejemplo de tropo que podría haber usado para definir una novela de fantasía, pero el personaje no es mucho más. Sí, podemos llegar a conocer sus inquietudes y ver cómo se desenvuelve lejos de una vida que nunca creyó que le iba a corresponder, cómo se descubre a sí misma.

El personaje de Mal, el mejor amigo de Alina desde la infancia, no me ha terminado de caer bien. Quizás a medida que el libro iba avanzando y le ibas conociendo mejor, era más fácil entenderle y comprender la importancia que tienen el uno para el otro, pero me gustaría que en el siguiente se le desarrollase un poco más, en cuanto a personalidad.

Quizás el otro personaje que destacaría además de a El Oscuro es a Genya, porque me ha gustado conocer sus circunstancias y sus poderes y su posición respecto a muchos temas, y me ha parecido
menos superficial que los demás personajes Grisha que nos han ido mostrando a lo largo del libro.

El Oscuro (creo que diré The Darkening porque suena mejor) es un personaje que se nos presenta con un trasfondo más interesante y quizás menos plano, pero al final me terminó por decepcionar, porque me esperaba un giro de trama con él, algo más original que lo que terminó por ocurrir.

Como resumen me gustaría decir que considero que es un ejercicio de fantasía en su significado más puro, y uno que no deja de ser bueno a pesar de usar elementos que han sido usados miles de veces antes. Quizás en los demás libros utilice dichos elementos para alejarse un poco de la historia típica y presentar algo más interesante y con más profundidad que no "luz contra oscuridad". Tengo ganas de seguir leyendo, a pesar de todo, y ver qué más tiene la saga que ofrecer.

¿Lo habéis leído? ¿Os gustó más que a mí? ¿Menos? ¿Estáis de acuerdo conmigo?


miércoles, 10 de enero de 2018

Time's Up?

Si la última vez que hablé sobre cine comenté la necesidad de crear un séptimo arte propio para que las mujeres pudiéramos expresarnos sin que fuéramos representadas desde un punto de vista masculino, creo que los recientes (y no tan recientes) acontecimientos dan pie a que me vuelva un poco más "radical": es una necesidad para la seguridad de las mujeres que se cree un espacio no-mixto en el que poder expresarse a través del cine/la televisión/el teatro.

Voy a dejar claro el por qué en una sola frase: los hombres no inspiran confianza. La han perdido, y a este paso no volverán a ganársela en muchísimo tiempo. Ni en este ni en ningún otro ambiente. Y si alguien va a saltarme con el "not-all-men" pues adelante, aprovecha tu tiempo, que yo te leeré atentamente (pista: no).

También es una entrada sobre hipocresia. Quiero criticar a mucha gente pero también quiero criticar a todos los que están criticando, que eso se me da muy bien. 

Por supuesto que nadie se atrevía a hablar. ¿Creéis que es la única industria en la que pasa? Hablar sobre esos temas sin tener una red de apoyo detrás es como descender en caída libre. Parece que sea un crimen que alguien que lo sabía no abriese la boca, parece que os importe más quién sabía qué estaba pasando que el mismo artífice del acoso. No es tan fácil. 

Imaginad que estáis en esa situación. Que sois una actriz, no importa la edad, pero que todavía no habéis conseguido un papel "rompedor" en vuestra carrera. Imaginad que os habían prometido alfombras rojas y lo único que veríais si hablarais sería vuestro futuro negro. Imaginad que estáis en una posición de inferioridad, que las personas a las que queréis atacar tienen mucho más dinero, muchos más seguidores, mucho más poder mediático. ¿No tendríais miedo de hablar?

Imaginad que sois una actriz famosa, una de las pocas que sigue consiguiendo papeles de peso a pesar de su edad. Porque si eres mujer y pasas de los cincuenta puedes olvidarte de cualquier alfombra, en muchos casos. Imaginad que vuestra credibilidad y vuestra posibilidad de seguir en el negocio se viese amenazada por decir cualquier cosa, porque se da más importancia a la voz de un hombre que a la vuestra.

Ahora imaginad lo peor. Imaginad que sois una aspirante a actriz, como antes. Pero ahora imaginad que esas promesas venían acompañadas de acoso y abuso. Imaginad que estáis en una situación de impotencia, de miedo, de inferioridad en muchos sentidos. Ya no es sobre vuestras carreras, es sobre vuestras vidas. Y día a día escucháis que "no es para tanto", hasta que os lo creéis; veis a las pocas valientes que se han atrevido a hablar siendo atacadas, siendo ignoradas, siendo tachadas de mentirosas. 

Sed sincerxs, ¿hablaríais? Hay que aplaudir y proteger a las que se han atrevido a hablar, pero no hay que criticar a las que no han hablado, bajo ninguna circumstancia.

Y no, no estoy exagerando, hay un hilo que ha sido compartido miles de veces dando vueltas por Twitter en que se nombra artistas que han colaborado, participado en proyectos o mantenido relaciones personales de cualquier tipo con abusadores. ¿Cuál es mi problema con ese hilo? Aparecen personas que colaboraron con ellos antes de conocer los detalles. 

Pero lo que más me ha molestado no ha sido eso, ha sido cuando ha aparecido Alicia Vikander, incluyendo que "estaba casada con Michael Fassbender". Para quienes no lo sepáis, Fassbender fue acusado de violencia doméstica por una ex-pareja (que retiró los cargos después, pero sabemos que en estas situaciones puede haber presión por parte de él).

Alicia, en todos los escenarios, sería una víctima. Nunca nadie a quien señalar con el dedo. Sería una persona que desconociendo la situación o bajo mentiras y manipulación, estaría en una relación con una persona probablemente abusiva. Esto es victim-blaming. 

Así que "next time you point your finger I'll point you to the mirror" (citando a Paramore porque en el fondo me quedé con ganas de ir al concierto).

Yo, en época de Oscars el año pasado, me vi Manchester frente al mar, y me encantó, y estaba de acuerdo con que Cassey Affleck ganase el premio a mejor actor, porque pensé que se lo merecía. No sabía nada de él (ni que era hermano de Ben Affleck) porque no soy una entendida en estos temas e iba muy perdida en esto de los actores. Cuando me enteré de que tenía denuncias por acoso pensé que me sentía mal por haberme alegrado por el premio que le dieron. Hoy en día me doy cuenta de que el problema está en que Hollywood sigue dando oportunidades a personas que deberían estar en prisión, y que nadie asociado con esas personas debería cargar con la culpa. 

Y ahora es cuando vosotros decís: "Pero Ari, que como siempre te estás yendo por las ramas. ¿Dónde están los hipócritas de los que estabas hablando?"

Los hipócritas de los que estaba hablando se esconden detrás de un pin en el que pone "Time's Up", y detrás de trajes negros, porque es muy valiente ir de negro en eventos de etiqueta donde la norma es ir de negro. Pero dejando eso de lado, ¿qué es "Time's Up"?.

Es una iniciativa de 40 mujeres, la mayoría nombres importantes en la industria del entretenimiento, que se han unido para dar voz a todas las víctimas de acoso sexual en este mundo. En ella también participan abogadas, y se pretende crear un fondo legar para dichas vícticas.

Fue idea de Reese Witherspoon (multipremiada actriz, una de los rostros protagonistas de la maravillosa Big Little Lies) que los hombres llevasen un pin con el lema de la iniciativa para crear conciencia de ella a través de una plataforma tan importante como Los Globos de Oro. ¿Dónde reside el problema?

En que en una ceremonia en donde hasta el portero lleva ese pin, tú no puedes no llevarlo. Pero llevarlo te convierte en un hipócrita. Gary Oldman, que ganó el premio a mejor actor por Darkest Hour, tiene una denuncia por violencia doméstica. Sí, sí, es del 2001, las personas cambian, pero estamos ante la misma de siempre. Que un hombre siga manteniendo su carrera intacta después de abusar en cualquier sentido de una mujer refuerza el hecho de que vivimos en una sociedad patriarcal donde ese tipo de conductas no son castigadas.

¿Otro ejemplo? James Franco se llevó a casa un globo de oro a mejor actor llevando ese pin, mientras que Twitter se llenaba de mujeres hablando de encuentros desagradables que habían tenido con el actor. Desde la inclusión de desnudos femeninos completos en casi todos sus proyectos a pesar de la incomodidad de las actrices hasta avances sexuales no deseados hacía menores, parece que Franco va a la lista de los #HimToo

Seguro que hay más ejemplos, pero no creo que nadie vaya a leer esta entrada si analizo a los quinientos portadores del pin uno a uno. Y quiero que la leáis.

Voy a terminar con una lista de algunas de las películas que "suenan para los Oscars". Espero no tener que ampliarla, pero ya sabéis cómo son estas cosas.
  1. The Disaster Actor - James Franco es el protagonista y director.
  2. Darkest Hour - Gary Oldman podría ser uno de los nominados a mejor actor.
  3. Wind River - Harvey Weinstein es el productor ejecutivo del film.
  4. Baby Driver - Kevin Spacey interpreta al antagonista de la película.

lunes, 8 de enero de 2018

Reseña | The Abyss Surrounds Us

Título: The Abyss Surrounds Us
Autor: Emily Skrutske
Editorial: Flux
¿Saga?: The Abyss Surrounds Us
¿Español?: No
¡Cómpralo!: En papel / En Epub

Para Cassandra Leung, dar órdenes a monstruos marinos es sólo el negocio familiar. Ha sido entrenadora de Reckoners desde que empezó a caminar, criando a las gigantescas bestias de genéticamente modificadas para defender los barcos mientras cruzaban el NeoPacífico infestado de piratas. Pero cuando la reina pirata Santa Elena irrumpe en la primera misión en solitario de Cas y la arrebata de las cubiertas ensangrentadas, el sueño de Cas de ser entrenador a tiempo completo parece muerto. Esperándola en el barco pirata hay un cachorro de Reckoner sin eclosionar. Santa Elena quiere recuperar los mares con su propio monstruo, y necesita un entrenador apropiado para hacerlo. Le ordena a Cas que críe al cachorro y le enseñe a luchar por los piratas. Si Cas falla, su sangre será la próxima en pintar el mar.

Quizás una de las cosas que más me ha gustado de The Abyss Surrounds Us es que representa un soplo de aire fresco en muchísimos sentidos. La trama del libro es absorbente: una chica que entrena animales genéticamente modificados, que los convierte en armas para luchar contra piratas en un futuro tan interesante como desconocido. 

Cassandra es una protagonista interesante a la que llegamos a conocer a lo largo del libro gracias a su debate interno, el deseo de proteger lo que siempre ha conocido, de seguir sus sueños, pero también a su necesidad de luchar por seguir con vida. Creo que me ha gustado porque he podido comprender sus motivaciones y sus pensamientos en todo momento, cosa que a veces me cuesta en algunos libros juveniles porque veo a protagonistas poco coherentes o demasiado volátiles (lo cual es normal y humano, también).

Swift es algo así como su compañera de aventuras, pero también su enemiga. Su personaje me pareció uno de los más interesantes del libro y estoy deseando ver qué es de ella en el siguiente libro. A mi parecer personifica todo aquello que se supone que Cas tiene que odiar o temer, y la evolución de su relación, con sus altos y sus bajos, también permiten entender mejor las decisiones que toma y cómo va cambiando su forma de ver el mundo.

Tal vez me ha faltado ver una mayor profundidad en los personajes secundarios con la excepción de Swift. Sabemos poco de ellos, y aunque poco a poco vamos conociendo sus motivaciones, todavía se presentan como interrogaciones. No digo que eso sea malo, ya que el libro está narrado centrándose en Cas, y la persona con la que más interactúa es Swift. La prosa de la autora es interesante, pero creo que tengo poco más que decir sobre el tema.

La relación romántica se desarrolla con total normalidad en una situación que quizás evoca a cualquier cosa menos a eso. Las sensaciones y los sentimientos son creíbles y lo complejo de la situación no hace sino acentuar que allí hay algo pero que tal vez sería mejor si no hubiese nada. También me regala uno de mis momentos preferidos del libro que no puedo explicar voy a empezar a poner bocadillos de spoilers a este paso.

Si no le puse un cinco en su momento a pesar de todos los elementos buenos que el libro ofrece es porque creo que todavía tiene más que ofrecer. Con ese final que no diré porque sé que todos odiamos los spoilers y esa forma de introducir los elementos importantes de la historia, siento que el libro cuenta algo por sí solo, pero también que es una pieza de un mundo en el que todavía quedan muchas cosas por explicar.

Y sé que esto es así en muchos libros que son parte de una saga, pero en este caso también he sentido como que el libro daba una vuelta entera a la vida de la protagonista, y podría bien ser un libro único con el añadido de algunos detalles más sobre worldbuilding. Pero como no lo es, espero poder leer pronto la segunda parte y comentaros qué me ha parecido en su totalidad.

¿Os sonaba? ¿Os han entrado ganas de leerlo? Contádmelo en los comentarios.

lunes, 1 de enero de 2018

Reto 2.0


¡Hola!

Año nuevo reto nuevo. Y aquí estoy una vez más con el reto, que organizan La estantería de Helena y Los libros de Lorenna. Me apunté durante el verano de 2016 (wow) y hemos seguido con él hasta el día de hoy, empezando uno nuevo cada "estación". Creo que no lo he terminado nunca, pero con lo desastre que soy creo que no será una sorpresa para vosotros.

El reto consiste en hacer una lista de los libros que nos queremos quitar de encima en los siguientes tres meses, e intentar no cumplirla. Pueden ser esos libros que comprasteis en un impulso hace años, o aquellos que, por más que queráis leerlos, no les habéis encontrado un hueco todavía. El reto es para quitarse libros de nuestras eternas listas de pendientes, básicamente.

La lista se hace cada tres meses, y tiene que contener mínimo diez libros, pero no hay máximo. La primera del año abarca Enero, Febrero y Marzo. Si al terminar los tres meses no habéis leído todos los libros, podéis trasladarlos de esta lista a la siguiente, y así hasta que la despejéis (si seguís con el reto cuando hayáis terminado, simplemente añadid libros que queráis leer hasta que vuelva a estar a diez). El reto se podrá comentar en Twitter e Instagram con #SeMeVaLaPinzaConElReto2

Podéis ver mi estantería del reto en Goodreads.







martes, 12 de septiembre de 2017

Una cámara propia

Desde que Virgina Woolf escribió Una habitación propia han pasado casi 90 años, y si bien las mujeres se han ido abriendo camino en la literatura y ya no están completamente “relegadas” al género romántico (o no se ven obligadas a publicar bajo pseudónimos, aunque se me ocurren algunos ejemplos recientes), hay otro problema que salió a relucir en esas páginas: en la literatura, la mujer ha sido retratada en incontables situaciones desde el punto de vista de su relación con personajes masculinos. Durante siglos fuimos secundarias, poco más que motivos de trama, planas e insulsas.

Se podría rebatir que ha habido un cambio, una intención de remediar eso con la creación de personajes femeninos profundos e interesantes que son capaces de capturar la atención del lector y ser lo suficientemente importantes para llevar ellas mismas la carga de la trama. Se acabó ser la damisela en apuros que solo sirve para que el héroe la venga a salvar, se acabó ser “la pareja de”, se acabó la necesidad de que un personaje femenino esté definido por su atractivo sexual más que por su valía.
¿O no se acabó? ¿Se han creado nuevos tópicos? ¿O se siguen reciclando los de siempre? Haceros unas simples preguntas, sobre cualquier obra de ficción que os interese. ¿Tienen las mujeres que comparten protagonismo con personajes masculinos conversaciones con otras mujeres? ¿Son esas conversaciones sobre intereses amorosos masculinos? ¿Tienen su propio arco argumental? ¿Necesitan que los personajes masculinos les salven?

La visión femenina en la literatura sigue siendo un problema importante a día de hoy, sobre todo cuando se tiene en cuenta que las autoras femeninas siguen siendo inferiores en número en la gran mayoría de géneros, obviando solo el romántico y la literatura juvenil.

Pero, y con gran aflicción, creo que sería importante centrar nuestra visión en el séptimo arte.

Sé que es complicado hacerse una idea de qué estoy hablando sin un ejemplo, así que cogeremos uno reconocible para la mayor parte de la juventud actual: el universo cinemático Marvel. En Iron Man 3, Pepper, el interés romántico de Tony Stark es usada como motivo de trama, se busca hacerle daño a ella para hacer daño a Tony. Otro gran elefante en la habitación de guionistas de Marvel es la Viuda Negra. ¿Por qué se ha renegado su personaje, básicamente, a ser el interés amoroso de un personaje masculino distinto en cada película en la que aparece, con pocas excepciones? En cuanto al arco argumental propio, es algo más complejo de definir, pero podríamos marcarles también un fallo. Sí, son películas de acción, pero con la suficiente trama para darle un arco “emocional” a la mayoría de personajes masculinos, incluso aquellos a los que el público considera menos interesantes.

¿Qué ocurre en el cine y en las series? Que las mujeres nos hemos acostumbrado a que los personajes femeninos sean escritos por y para una visión masculina de la realidad, y eso es lo que consideramos normal. Incluso cuando se hace el “esfuerzo” de incluir personajes femeninos fuertes e independientes, se hace desde un canon masculino: para llegar a encajar en esos estándares se desprenden de la feminidad, como si fuese algo incompatible, y adquieren roles que les empujan a la comparación con hombres. O, incluso peor, se exige que el personaje sea identificable con esos adjetivos para considerarlo válido.

Aunque nos queda un largo camino por delante y todavía quedan muchos clichés de los que deshacernos y mucha deconstrucción por hacer, me enorgullece decir que creo que se están creando personajes femeninos reales. Personajes con los que identificarse, a los que se les permite ser frágiles cuando lo necesitan, a los que se les permite demostrar que la feminidad y el empoderamiento no tienen porque estar divididos.

Y estos personajes provienen de una visión femenina. Por primera vez en la historia, se está empezando a dar voz a personas que hasta ahora habían estado silenciadas, las mujeres no solo representan la imagen que los hombres han ideado sobre ellas, sino que son ellas mismas las que escriben, dirigen y producen las series y películas en las que podemos dejar de ser planas. Es un camino lento (no ha sido hasta 2017 que una mujer ha dirigido una película con un presupuesto de blockbuster, por ejemplo) pero es un camino que estamos dispuestas a recorrer. Se está dando la vuelta a la historia, se están creando espacios para la mujer en universos que hasta la fecha habían sido solo para hombres.

Y eso les confunde. Les hace sentir amenazados. No entienden las películas dirigidas o escritas por mujeres porque pensaban que la versión de la mujer que se presentaba hasta hoy en la pantalla era la auténtica, y corren a criticar cualquier cosa que contradiga su forma de ver el mundo. Cuando los críticos que se identifican con el género masculino comparten opiniones negativas de películas y series que más tarde son aclamadas por el público general, sobre todo el femenino, es cuanto más notorio se hace este conflicto de opiniones.

Nunca llueve a gusto de todos, pero, en el fondo, es cuando no llueve a su gusto que más ruido hacen. Durante décadas las mujeres han permanecido en silencio delante de la representación que se nos ofrecía porque eso era lo normal, lo único que conocíamos. Y es lo único que conocen ellos también.

Por eso considero que es importante que se haga cine y televisión por y para mujeres. Para todas las mujeres. Para mujeres racializadas, para mujeres blancas, para mujeres pobres, para mujeres ricas, para mujeres trans. Para mujeres valientes y para mujeres frágiles. Para mujeres que eligen su destino y para mujeres que están atadas a las circunstancias. Que las primeras críticas sean negativas, adelante. Nosotras nos merecemos una representación auténtica que nos guste a nosotras, no que satisfaga los deseos del resto de la población. Nos merecemos mirar el mundo desde nuestra propia cámara y que nadie nos diga qué estereotipos tenemos que llenar.