martes, 12 de septiembre de 2017

Una cámara propia

Desde que Virgina Woolf escribió Una habitación propia han pasado casi 90 años, y si bien las mujeres se han ido abriendo camino en la literatura y ya no están completamente “relegadas” al género romántico (o no se ven obligadas a publicar bajo pseudónimos, aunque se me ocurren algunos ejemplos recientes), hay otro problema que salió a relucir en esas páginas: en la literatura, la mujer ha sido retratada en incontables situaciones desde el punto de vista de su relación con personajes masculinos. Durante siglos fuimos secundarias, poco más que motivos de trama, planas e insulsas.

Se podría rebatir que ha habido un cambio, una intención de remediar eso con la creación de personajes femeninos profundos e interesantes que son capaces de capturar la atención del lector y ser lo suficientemente importantes para llevar ellas mismas la carga de la trama. Se acabó ser la damisela en apuros que solo sirve para que el héroe la venga a salvar, se acabó ser “la pareja de”, se acabó la necesidad de que un personaje femenino esté definido por su atractivo sexual más que por su valía.
¿O no se acabó? ¿Se han creado nuevos tópicos? ¿O se siguen reciclando los de siempre? Haceros unas simples preguntas, sobre cualquier obra de ficción que os interese. ¿Tienen las mujeres que comparten protagonismo con personajes masculinos conversaciones con otras mujeres? ¿Son esas conversaciones sobre intereses amorosos masculinos? ¿Tienen su propio arco argumental? ¿Necesitan que los personajes masculinos les salven?

La visión femenina en la literatura sigue siendo un problema importante a día de hoy, sobre todo cuando se tiene en cuenta que las autoras femeninas siguen siendo inferiores en número en la gran mayoría de géneros, obviando solo el romántico y la literatura juvenil.

Pero, y con gran aflicción, creo que sería importante centrar nuestra visión en el séptimo arte.

Sé que es complicado hacerse una idea de qué estoy hablando sin un ejemplo, así que cogeremos uno reconocible para la mayor parte de la juventud actual: el universo cinemático Marvel. En Iron Man 3, Pepper, el interés romántico de Tony Stark es usada como motivo de trama, se busca hacerle daño a ella para hacer daño a Tony. Otro gran elefante en la habitación de guionistas de Marvel es la Viuda Negra. ¿Por qué se ha renegado su personaje, básicamente, a ser el interés amoroso de un personaje masculino distinto en cada película en la que aparece, con pocas excepciones? En cuanto al arco argumental propio, es algo más complejo de definir, pero podríamos marcarles también un fallo. Sí, son películas de acción, pero con la suficiente trama para darle un arco “emocional” a la mayoría de personajes masculinos, incluso aquellos a los que el público considera menos interesantes.

¿Qué ocurre en el cine y en las series? Que las mujeres nos hemos acostumbrado a que los personajes femeninos sean escritos por y para una visión masculina de la realidad, y eso es lo que consideramos normal. Incluso cuando se hace el “esfuerzo” de incluir personajes femeninos fuertes e independientes, se hace desde un canon masculino: para llegar a encajar en esos estándares se desprenden de la feminidad, como si fuese algo incompatible, y adquieren roles que les empujan a la comparación con hombres. O, incluso peor, se exige que el personaje sea identificable con esos adjetivos para considerarlo válido.

Aunque nos queda un largo camino por delante y todavía quedan muchos clichés de los que deshacernos y mucha deconstrucción por hacer, me enorgullece decir que creo que se están creando personajes femeninos reales. Personajes con los que identificarse, a los que se les permite ser frágiles cuando lo necesitan, a los que se les permite demostrar que la feminidad y el empoderamiento no tienen porque estar divididos.

Y estos personajes provienen de una visión femenina. Por primera vez en la historia, se está empezando a dar voz a personas que hasta ahora habían estado silenciadas, las mujeres no solo representan la imagen que los hombres han ideado sobre ellas, sino que son ellas mismas las que escriben, dirigen y producen las series y películas en las que podemos dejar de ser planas. Es un camino lento (no ha sido hasta 2017 que una mujer ha dirigido una película con un presupuesto de blockbuster, por ejemplo) pero es un camino que estamos dispuestas a recorrer. Se está dando la vuelta a la historia, se están creando espacios para la mujer en universos que hasta la fecha habían sido solo para hombres.

Y eso les confunde. Les hace sentir amenazados. No entienden las películas dirigidas o escritas por mujeres porque pensaban que la versión de la mujer que se presentaba hasta hoy en la pantalla era la auténtica, y corren a criticar cualquier cosa que contradiga su forma de ver el mundo. Cuando los críticos que se identifican con el género masculino comparten opiniones negativas de películas y series que más tarde son aclamadas por el público general, sobre todo el femenino, es cuanto más notorio se hace este conflicto de opiniones.

Nunca llueve a gusto de todos, pero, en el fondo, es cuando no llueve a su gusto que más ruido hacen. Durante décadas las mujeres han permanecido en silencio delante de la representación que se nos ofrecía porque eso era lo normal, lo único que conocíamos. Y es lo único que conocen ellos también.

Por eso considero que es importante que se haga cine y televisión por y para mujeres. Para todas las mujeres. Para mujeres racializadas, para mujeres blancas, para mujeres pobres, para mujeres ricas, para mujeres trans. Para mujeres valientes y para mujeres frágiles. Para mujeres que eligen su destino y para mujeres que están atadas a las circunstancias. Que las primeras críticas sean negativas, adelante. Nosotras nos merecemos una representación auténtica que nos guste a nosotras, no que satisfaga los deseos del resto de la población. Nos merecemos mirar el mundo desde nuestra propia cámara y que nadie nos diga qué estereotipos tenemos que llenar.

sábado, 19 de agosto de 2017

Spider-man: Homecoming vs Wonder Woman


Iba a hacer reseña de ambas películas pero he decidido ahorrarme darle formato a otra entrada que para algo es mi blog y publico cuando me da la gana una vez cada luna azul. Sé que ambas películas, más allá de pertenecer al creciente (en fans y número de películas) subgénero de los superhéroes, no tienen mucho en común. Pero a la gente le gusta comparar y decidir que una película es mejor que otra y yo no voy a ser menos.

Ambas películas han sido éxitos de taquilla este verano y han conseguido hacerse con un número elevado de críticas positivas, situándose en la cima de los ránkings de mejores películas de superhéroes de la historia. Eso deja el listón bastante alto para los próximos films de DC y Marvel (sobre todo de DC; que hasta esta película parecía que iban dando palos de ciego y a punto de arrepentirse por reiniciar a su Batman más famoso para... esto). 

Ahora voy a decir que no tengo ni idea de cámaras y planos y edición (sí, estoy estudiando comunicación, no, no hemos llegado a eso todavía) así que puedo dar mi opinión por encima sobre estos temas y estaré dispuesta a aceptar cuanto fallo queráis señalarme. 

Spider-man tiene una cámara un poco menos clásica que la cámara a la que el MCU nos tiene acostumbrados, pero tampoco es algo para tirar cohetes. Ofrece dinámica gracias a las "grabaciones hechas por el propio Peter", desde luego. Esto no es algo malo ni que reste puntos a la película, solo es para puntualizar. No tengo nada en contra de la cámara de las películas de Marvel.

Wonder Woman, a pesar de no hacer nada extraordinario, nos saca un poco de la cámara a la que estamos acostumbrados en otras películas del género (cabe decir que no he visto las otras películas del universo extendido DC y no tengo intención de verlas, en serio, ¿ese 27% en la nota es porque sale Wonder Woman durante una escena o cómo?).

Por supuesto, esto era solo para sonar interesante, porque a no ser que la cámara sea muy mala (en serio sé que se supone que da tensión pero, ¿qué pasaba con la cámara de Los Juegos del Hambre?) o muy buena, esto no baja ni sube nada en la puntuación que le vaya a otorgar a una película. 

Huelga decir que ninguna de las dos películas se llevará un Oscar a la mejor escenografía. A no ser que no haya ninguna película más nominada, en ese caso el premio se lo llevaría Wonder Woman. Y el de mejor banda sonora. Spider-Man se podría llevar el premio a mejor película de animación, con la cantidad de CGI que hay. CGI muy avanzado, pero CGI. En serio, el traje super increíblemente poderoso sin el que Peter no puede hacer nada está bien, pero relajad. Un poco. Please. 

Por supuesto, el CGI usado en la película de Wonder Woman, sobre todo en la escena de la pelea final, también es bastante alto y también es bastante notable, así que restaré 0,5 a cada película por eso cuando haya terminado de sumar puntos si es que de aquí al final de mi rant no me olvido de lo de los puntos y simplemente digo cuál me ha gustado más. Spoiler: eso mismo pasará.

Ahora viene la parte compleja, la parte complicada, la parte en la que dejo de hacer ver que tengo alguna idea de lo que estoy diciendo y hablo con propiedad y con la autoridad que me otorgo yo misma como comentarista de tramas y personajes.



En Wonder Woman nos encontramos con una protagonista increíble con todas las de las letras. Humana en el sentido más abstracto de la palabra, una mujer que no conoce otra cosa que a la mujer, adentrándose en un mundo que pertenece a los hombres, y viéndose atrapada en una guerra que, pese a no ser suya, siente como propia. Lucha por y para salvar a la gente, a todo el mundo, sin importar el qué. En su corazón, no puede concebir la maldad en el ser humano, y se guía solo por aquello que siente correcto. Solo por lo maravillosamente hilado y actuado que está este personaje, y por cómo reacciona y actua, la película se lleva diez puntos.

Gal Gadot es sinoista, lo cual hace que esa representación de su papel me resulte como poco irónico, pero considero que es muy buena actriz y que hace un trabajo impresionante dando vida a la icónica heroína. Cuando miras la pantalla te encuentras pensando que es la mejor, si no la única, opción viable para interpretar ese papel.

Ahora bien, no hay otras películas con las que comparar, y, como comprenderéis, no tengo ningún referente de otras Wonder Woman, porque no he visto la serie de televisión, así que comentaré otros aspectos muy importantes.

Por supuesto, la trama de la película consigue que estés mirando la pantalla todo el rato con la mayor atención, aunque de buenas a primeras puede no parecer la gran cosa, una película de introducción. Los personajes secundarios son, desde luego, algo a tener en cuenta. Aunque no termino de estar a favor del romance, tampoco estoy 100% en contra así que me abstendré de bajar puntos por eso. En general, considero que el personaje y la situación que nos muestran es interesante, y que la película les saca mucho jugo, aunque algunas cosas fueran predictibles, dentro de lo que cabe. Voy a tener que darle otros cinco puntos.

Me gustaría destacar la dirección, si hubiesen dejado que Patty Jenkins montar La Liga de la Justicia a lo mejor hasta me plantearía ir al cine a verla. Es un a lo mejor ahora inexistente, porque después de lo que le hizo Joss Whedon con La era de Ultrón prefiero no acercarme a nada que lleve su nombre. Preferiría ir a ver un maratón de Thor 2 y Hulk, mirad que os digo. Pero ese no es el punto, lo que quería decir es que la película se lleva cinco puntos más solo por la dirección y porque me gusta la motivación de la directora y que haya llegado a donde ha llegado, como mujer directora, que no es poco.

Podría parecer que la película termina con un 14,5, que no estaría mal, pero TENGO QUE RESTARLE TRES PUNTOS SOLO POR LO QUE HICIERON CON LA MITOLOGÍA. En serio, las Amazonas descienden de Ares *llorando* por qué DC por qué. Podríamos haber sido buenos amigos.

ASÍ QUE WONDER WOMAN TERMINA ESTE RECUENTO SIN SENTIDO CON UN 11,5 SOBRE 10. 




Este Peter Parker en particular me ha dejado con sentimientos encontrados. Tenemos a un adolescente adorable al que querrías adoptar si Tony Stark no lo hubiese adoptado antes, friendly neighborhood Spider-man. Y es un personaje entrañable, uno que ves crecer ante tus ojos en la pantalla, como persona y como héroe.

Me ha gustado lo que ha hecho la película con la trama y el villano. Se ha mantenido todo alegre, lightheaded, pero, quizás la mejor palabra para definir el tema, humano. Cercano. Se buscaba unir el universo de Spider-Man con el del resto de superhéroes que conforman Los Vengadores, pero permitiendo que hubiese una distancia que le dejase crecer como personaje propio, y se ha conseguido de forma excelente, a mí parecer.

Hay muchas quejas (la mayoría por parte de mi hermano, pero las vamos a contar igual) por lo mucho que sale Tony pero en mi opinión no existe algo como "demasiado" Iron Man. Es más, Spider-Man se lleva +5 puntos solo porque sale Tony. Y otros cinco puntos más por ese final, mis padreees ♥ ¿Algún problema? WANNA FIGHT ME?

El problema, en este caso, no empieza cuando se compara esta entrega de Spider-Man con las otras dos, algo que no debería hacerse pero, de todos modos, es lo que haré. Esa misma noche al volver del cine mi hermano y yo nos vimos la primera de Spider-Man, la que marcó nuestra infancia, y comprobamos como la nueva versión que Marvel ofrecía es, desde luego, una versión bastante más azucarada, y que se acerca a los temas importantes de una forma diferente, quizás mostrando una figura mucho más adolescente, pero fallando en mostrar esa lucha interna y ese dolor con el que el Peter al que nos han acostumbrado anteriormente convive.

Me atrevería a decir que eso hace la película mucho más entretenida, que la convierte en un aliciente para el público más joven, pero que falla en hacer un film emotivo. Aunque si quiero llorar siempre puedo leer los cómics y ver lo que han hecho con Capitán América así que solo le resto tres puntos por esto. Porque que sea diferente no la hace mala película, simplemente se disfrutan de manera distinta. Así que tenemos 10 puntos por Pepperony y -3,5 por cosas que sí que importan en la película.

Pero tranquilos, que le doy cinco puntos más porque los personajes son interesantes, por la cantidad de representación que hay, que siempre es algo que me gusta aplaudir, y porque Zendaya es muy guapa, puestos a decir. Parezco Dumbledore con Gryffindor.

ASÍ QUE SPIDER-MAN TERMINA ESTE RECUENTO SIN SENTIDO CON UN 11,5 SOBRE 10. 

.
.
.
.
.

TENEMOS UN EMPATE

.
.
.
.
.

Mi conclusión final es que este año hemos sido bendecidos con tres maravillosas películas de superhéroes, porque la gente parece olvidarse de que Guardianes de la Galaxia 2 existe, y que, puestos a comparar, y a hacerlo con todas las cartas sobre la mesa, Guardianes gana. No soy biased. Mando mucho amor a todos los que hayáis leído hasta el final solo para encontraros con el plot-twist del siglo.

jueves, 17 de agosto de 2017

Reseña | The Raven Boys




Título: The Raven Boys
Autor: Maggie Stiefvater
Editorial: SM
¿Saga?: The Raven Cycle
¿Español?:  
¡Cómpralo!: En papel / En Epub

Cada año, la noche de San Marcos, Blue Sargent acompaña a su madre al camino de los espíritus para ver a los que morirán en los siguientes doce meses. Sin embargo, este año es distinto: Blue, la única de su familia que no tiene facultades adivinatorias, ha visto a uno de estos espíritus, y eso solo puede significar que es su amor verdadero o que lo va a matar.


The Raven Cycle era una saga a la que le tenía ganas desde hace muchísimo tiempo, pero, por una razón u otra, no me he puesto a leer los libros hasta este verano, aunque compré el primero hace más de un año (por supuesto, en cualquier momento me llegarán los siguientes por correo, no me he podido resistir mi cuenta bancaria está llorando), y la verdad es que me arrepiento de no haber empezado esta maravillosa saga muchísimo antes.

Solo llevo un libro, así que no quiero hablar antes de cuenta, pero creo que The Raven Cycle se va a situar en lo alto de mi top de sagas YA junto a The Lunar Chronicles. Esto significa que si no habéis leído la saga ya no sé qué hacéis. 

Por supuesto, no es oro todo lo que reluce, pero sinceramente, quiero empezar destacando los dos problemillas que le he encontrado al libro antes de seguir porque tampoco son muchos y así me los quito de encima. Como a muchos libros que luego me han enamorado, le cuesta arrancar. No tiene que ver con la trama, que pienso que está bien trazada ya desde las primeras páginas, ni con el estilo. Quizás juega un factor importante que hay bastantes personajes de peso, y aunque se podría correr a clasificar a algunos como secundarios, yo diría que todos son principales por una cosa o por otra. Mi segundo problema, relacionado con el primero y que no tarda en solucionarse, es que, en las primeras páginas, los personajes pueden hacerse un poco cuesta arriba, puesto que desconoces su situación y pueden parecer planos: en absoluto. 

Os pido que sigáis leyendo más allá de esas primeras cien "buenas" páginas, porque a partir de las 200 es "muy bueno" y lo que sigue es increíble. La trama está muy bien hilada, y la autora, cuyo apellido me es imposible de recordar, tiene una prosa maravillosa. Quizás no usaría la palabra fluida, aunque se lee bien, pero es algo interesante de leer, algo bonito de leer. 

La trama es, con toda intención de sonar como si estuviese en el año 2001, una pasada. Cuando lees la sinopsis puede parecer poca cosa, no lo negaré, pero una vez te sumerges en el libro y vas descubriendo todas las subtramas y como, en realidad, todo lo del primer amor y el beso no tienen tanto peso, si no que estás ante una obra que habla de la magia como una ciencia, con estudios, con interesados, con videntes y reyes galeses, pero también con problemas de la vida real que crean una carga emocional en todos los personajes y que hacen que el libro sea mucho más entretenido y doloroso de leer. 

No sé si me estoy expresando como una persona normal o si solo estoy soltando palabras al azar que tienen relación con lo que pasa en el libro, pero es mucho más que un libro sobrenatural, o sobre fantasmas y videntes, o sobre el futuro, porque es todo eso pero hay mucho más y todo se junta en una sola línea de trama que termina convirtiendo a principales, secundarios, antagonistas y lectores en una sola persona interesada en la búsqueda de algo que hasta antes de este libro, no sabía que necesitaba buscar.

Ahora llega la parte que todos estabais esperando: cuando dedico seis párrafos y medio a declamar poesía sobre los personajes. HERE I AM. MY BABIES. TODOS ADOPTADOS. DEBERÍA DEJAR DE ADOPTAR GENTE ASÍ COMO ASÍ PERO AQUÍ ESTAMOS. 

Blue. A lo mejor a primera lectura puede parecer muy simple, pero la verdad es que la quiero muchísimo. Aunque su ambiente familiar no sea el más normal (su madre y las amigas de su madre SON LO MEJOR VALE I ♥ PERSEPHONE) y ella sea un reflejo de eso, también es más. A veces puede parecer que hace lo que hace por aburrimiento, o impulsada por ese cosquilleo que da la adolescencia, pero, en realidad, tampoco es complicado comprender sus razones, comprender qué es lo que pasa por su cabeza, y eso me gusta. 

Gansey. No sé cuál es la opinión popular sobre él o cómo irá la cosa, si vais a lincharme o algo, pero me ha costado mucho, muchísimo que me gustase como personaje. Lees su historia, entiendes sus motivaciones un poco a la fuerza, pero en el fondo te cuesta simpatizar con él. O al menos eso es lo que me ha pasado a mí. No sé si es por de dónde proviene, pero sinceramente, y aunque el libro se esfuerce por hacerme creer lo contrario, lo veo egoísta. No entiendo por qué las cosas tienen que girar alrededor suyo, de verdad que no.

Adam. Otro bebé. Creo que uno de los personajes que más me han gustado durante el libro, no creo que pueda recriminarle ninguna de sus acciones, y digo esto intentando no hacer ningún spoiler. Quiero pensar que va a estar bien, y aunque es comprensible de dónde viene su testarudez, espero que entienda que no está mal necesitar a tus amigos de vez en cuando. 

Noah. Si soy sincera, aunque me parece que hace el libro muchísimo más interesante, me ha costado cogerle el punto. Me parece más un plot device que un personaje con el que encariñarse, que no digo que no lo hagas hasta cierto punto, y espero que en los próximos libros se desarrolle más como personaje.

Ronan. Como soy un desastre de persona tengo la tendencia a adoptar como hijos a los más angsties de todo. No sé, necesitarán más mi amor. El caso es que Ronan es mi hijo y quiero abrazarle hasta no poder más. Creo que tendrá mucho peso en los siguientes libros, y espero que le den la felicidad que se merece, porque en el fondo es un trozo de pan. Pienso que es importante para su trama, tanto la que se relaciona con lo supernatural como la que tiene relación con su familia, que se acerque más a los demás, por mucho que le cueste.

En resumen, y admitiendo que han sido solo cinco párrafos y que me he comido el medio para no hacer spoilers, que vayáis a leer el libro si no lo habéis hecho y que me digáis que lo estoy hypeando mucho si lo habéis hecho y pensáis que lo estoy hypeando mucho. Y si se me ha escapado algo que consideráis que es un spoiler me lo podéis decir, aunque he intentado no hacer ninguno. 

martes, 9 de mayo de 2017

Reseña | The Hate U Give






Título: The Hate U Give
Autor: Angie Thomas
Editorial: Océano Travesía 
¿Saga?: No
¿Español?: No 
¡Cómpralo!: En papel / En Epub

Starr es una chica de dieciséis años que vive entre dos mundos: el barrio pobre de gente negra donde nació, y su escuela situada en un elegante barrio residencial blanco. El difícil equilibrio entre ambos se hace añicos cuando ella es testigo de la muerte a tiros de su mejor amigo, Khalil, a manos de un policía. A partir de ese momento, todo lo que Starr diga acerca de la aterradora noche que cambió su vida podrá ser usado de excusa por unos y como arma por otros. Y lo peor de todo es que, tanto los de un lado como los de otro, la tienen en el punto de mira y amenazan con poner en riesgo su vida.
¡Buenos días! Sé que hace algunos días que no actualizo, y la verdad es que no quería dejar pasar tantos días otra vez. Os prometo que subiré pronto reseñas de Guardianes de la Galaxia y de La Bella y la Bestia, porque ahora sí que considero que he dejado bastante margen para que las veáis (no, no confío en mí misma para no hacer spoilers, además, con La Bella y la Bestia es imposible, porque es idéntica a la de dibujos animados).

Bueno, al ajo. Voy a hacer una reseña del mejor libro que he leído en lo que llevamos de año, The Hate U Give. Aunque había oído hablar de él por encima, tampoco estaba muy arriba en mi lista de prioridades. Pero me leí la sinopsis, vi que me interesaba y dije: ¿por qué no? Y fue una muy buena decisión.

El libro está contado por la protagonista, Starr, y leerlo en inglés fue también una muy buena decisión, porque el lenguaje es gran parte de lo que hace este libro especial y no sé hasta qué punto habrá sido posible traducir bien el lenguaje del ghetto. Las situaciones las sientes a flor de piel, puedes entender los razonamientos y puedes comprender a los personajes y sus situaciones, aunque nunca las hayas vivido. Eso es mucho de lo que pido a un libro, muchísimo.

Pero si además el libro consigue concienciar y abrir los ojos sobre temas como el racismo y además lo hace con personajes y relaciones familiares bien tratadas y maravillosas… no creo que pueda pedir nada más al libro.

Podría hacer una lista eterna con las razones por las que The Hate U Give me ha gustado tanto, y tendríamos otra reseña igual de larga que la de la temporada cuatro de Sherlock, pero no creo que ni yo ni vosotros queramos eso, así que voy a intentar ser breve.

1.      Es un libro que habla sobre una realidad silenciada desde un punto de vista interno. No solo te invita a conocer a los negros que viven en barrios pobres y su día a día, sino que además te permite conocer los entresijos de sus situaciones, te permite extraer tus propias conclusiones sobre el racismo y sobre el odio hacía las personas racializadas y las minorías, sobre como el odio que desprendes afecta a todo el mundo.

Obviamente hablamos de un ambiente pobre, oprimido, desgarrado, en que la vida no es fácil y la mayoría de personas tienen poco dinero y se ven obligadas a mezclarse en bandas callejeras, a vender drogas, a vivir vidas peligrosas, etc. para adaptarse y sobrevivir. En este sentido no he podido evitar pensar en la maravillosa Moonlight aunque los personajes no tengan nada que ver. Ambos consiguen un retrato del estilo de vida y las decisiones y opciones con las que las personas negras que vienen de ghettos se ven obligados a convivir para seguir adelante. Algunos podrían pensar que hay victimización, pero no lo veo de esta manera. Porque considero que los puntos que se establecen son válidos: hay un esfuerzo constante para que esas personas no puedan salir de esa situación. Se encierran en esos espacios, en ellos mismos, no solo porque hay una segregación racial, pero porque para ellos es cierto que no hay nada más.

Otro ejemplo claro de esto sería The Get Down, una de las mejores series que ha sacado Netflix, en que quizás estos temas son llevados con un toque de humor y con bastante ritmo, pero no deja de mostrarnos una realidad que estaba y sigue aquí.

2.      La forma en que trata las relaciones familiares. Quizás no en todas las familias de estos ambientes nos encontramos ejemplos como los que aparecen en estos libros, pero lo que sí es cierto es que la relación que tiene Starr con sus padres, sus hermanos y su familia en general es preciosa. Dentro del tema tan importante y tan transcendental que trata el libro, sobre el que hablaré más abajo en más detalle, no dejan de ser para Starr un gran apoyo, se preocupan por ella, le dan los mejores consejos y le tratan de la mejor manera que pueden sin perder sus personalidades, que les hacen únicos y hace que les adores casi tanto como a la protagonista. Tienen sus problemas, sus discusiones, y a veces parece que dejarán que estos les afecten, pero finalmente son una familia unida que lucha por los suyos, que protege a los suyos y que cuidan los unos de los otros.

Incluso en los ambientes más desestructurados, como las familias de Seven o de Khalil, transmiten mensajes de unidad y de amor, y de estar unido a las personas que nos importan en los momentos complicados, y velar por ellos, y me encanta mucho.

Quizás debería puntualizar que me parece precioso porque en muchos libros contemporáneos o juveniles no se le da ninguna importancia, en absoluto, a la familia. A veces se deshacen de ella como plot-motive, a veces se encargan de que los protagonistas pasen de su familia, o esta aparezca de fondo, como algo sin importancia. Me parece algo que aplaudir la importancia que se le ha dado en este libro, en serio.

'Sometimes you can do everything right and things will still go wrong. The key is to never stop doing right.'
3.      Cómo se ha llevado la lucha. Sobre todo, como Starr ha llevado la lucha. No quiero hacer spoilers, no quiero hablar de buenas o malas decisiones, o de buenos o malos consejos. Ni siquiera de buenas o malas personas, porque no creo que el libro vaya de esto en absoluto. Nos encontramos en un barrio pobre negro, lleno de drogadictos, de camellos, de bandas en las que te enrolas de por vida. Hablamos de ambientes no seguros. Y eso se extrapola a sus habitantes. No son seguros, y, por lo tanto, son considerados como una amenaza. La lucha no tiene por qué ser violenta, no tiene por qué haber destrozos, pero los hay. ¿Qué implica eso? ¿Está mal? ¿Está bien? La conclusión que he extraído del libro es neutra. Hay personas que no saben manifestar su ira o su miedo de otra manera. Hay personas que quieren justicia, y, a veces, la violencia es la única forma que tienen de conseguirla. ¿Es peligroso? ¿Es ilegal? Quizás no haya que poner tantas etiquetas. Quizás la lucha violenta tiene su razón de ser en la falta de otros medios, en la necesidad de convertir los sentimientos en energía, en tener un enemigo común en lugar de una figura invisible. Sean los policías, los blancos o el gobierno. Hay personajes en esta novela que son la clara representación de esto. Que luchan por varios medios, y que intentan conseguir un ambiente no solo más seguro sino más aceptable para los suyos.

Podría seguir escribiendo mucho, muchísimo más, pero creo que por hoy lo dejaré aquí, que todavía he de hablar de los personajes, del estilo, de la trama…

Starr, como ya he dicho, es la protagonista y la narradora de este libro. La historia empieza cuando ella ve como un policía le dispara a su mejor amigo Khalil sin motivo alguno. A partir de esto conocemos a las dos Starr, la que va a la escuela rica con chicos blancos y la que vive en su barrio pobre con su familia, y siente que tiene la obligación, en cierta parte, de aparentar. De ser dos personas a la vez para poder encajar. A lo largo de la novela la vemos crecer, aceptarse, descubrirse, y también la vemos concienciarse. Y además la vemos sanar, la vemos luchar. Presenciar la muerte de alguien, tener que dar la cara por ese alguien, sentir que las cosas dependen de ti… no sé cómo decirlo, pero Starr es un personaje muy, muy humano, con los problemas y las experiencias de una chica de dieciséis años añadidos a todo lo que implica ser negra en la sociedad americana y tener que lidiar con el racismo y con la sociedad en una actualidad en que el movimiento de BlackLivesMatter es no solo una fuente de empoderamiento sino una forma de lucha, un grito. Me encanta lo confusa y herida que está, lo mucho que necesita y depende de otras personas, lo mucho que le cuesta expresar lo que piensa o cómo a veces se controla. Y me encanta porque es humano.

Maverick y Lisa son unos padres sensacionales. Su situación familiar, como ya he dicho, me ha parecido una de las mejores cosas del libro y no es para menos. Sin perder ese toque que les hace únicos se preocupan de sus hijos muchísimo. Su situación familiar, con Seven de por medio, es algo extraña, pero no por eso es mala. El amor que tiene Lisa por sus hijos, por los tres, se puede ver. Y el amor y el esfuerzo que Maverick pone en arreglar sus errores del pasado y en ser un buen padre es una muestra muy importante de que las personas son, sin lugar a dudas, algo más que blanco y negro. Cuando tienen que ser padres lo son, y eso importa muchísimo. Están allí en cualquier situación, para aconsejar y guiar a sus hijos, y aunque a veces sus personalidades o motivos salen a relucir, eso solo ayuda a hacerlos humanos.

Seven, Chris, Kenya Maya, Hailey, etc. todos son personajes que aportan algo a la novela y que son humanos y son increíblemente reales. Tener buenos amigos a tu lado, y tener hermanos, e incluso tener personas con las que no estar de acuerdo, o a las que temer, es importante para que una persona, una historia, parezca real, y la verdad es que aquí se cumple con creces. Quizás sobre los personajes no poc hay cierta estigmatización que es comprensible porque está escrito desde el punto de vista de un negro (iba a enrollarme sobre lo del racismo inverso y como no existe, pero no creo que haga falta porque confío que mis lectores entiendan estos temas a estas alturas).

Sobre el estilo no hay mucho que pueda decir excepto lo bien escrito que está. Sientes que estás en la mente de Starr, y, además, que puedes comprender por lo que está pasando. Es un libro muy empático. Yo lloré unas cuatro o cinco veces leyéndolo, con eso os lo digo todo. La lectura es ágil pese a que, si lo leéis en inglés, quizás necesitaréis un par de capítulos para adaptaros al vocabulario que se usa, aunque eso es lo único que podría decir como “malo” en todo el libro.

¿Lo recomiendo? Para mí, lectura obligatoria. Espero que si lo leéis lo disfrutéis tanto como yo y espero, en parte, haber cumplido lo de no enrollarme tanto…

martes, 2 de mayo de 2017

Personajes femeninos | Top Ten Tuesday


Top Ten Tuesday es una iniciativa que el blog inglés The Broke and the Bookish creo en 2010 y que consiste en publicar, semanalmente, una lista, un top, de algo preferido. Para mi segundo Top Ten Tuesday he decidido hacer una lista de mis protagonistas literarias preferidas.

  1. Hermione: Creo que sería imposible no empezar esta lista con ella. No solo porque cuando era pequeña la consideraba mi modelo a seguir (es muy inteligente y le encanta estar entre libros, como a mí) pero también es muy fuerte, no físicamente sino mentalmente. No solo tiene que enfrentar los comentarios de la gente sobre su procedencia no-mágica, sino también los de aquellos que consideran que su forma de ser es molesta. Siempre está dispuesta a dar la cara por sus amigos y es capaz de hacer muchos sacrificios para proteger a las personas que quiere. Además, seamos sinceros, Harry es un jarrón. Los libros deberían llamarse "Hermione Granger y..." - Harry Potter
  2. Cinder: Las Crónicas Lunares son una de mis sagas preferidas (creo que ya sé cuál es mi próximo top 10...) y Cinder es una protagonista increíble. Todo lo que tiene que pasar, y las decisiones que toma... creo que es inteligente, fuerte y que tiene una forma de ver el mundo, de ser, que es admirable, teniendo en cuenta su situación personal - Las Crónicas Lunares
  3. Arya: no he terminado de leer todos los libros, y tampoco he visto la serie, pero si hay un personaje de Juego de Tronos que esté en mi top cinco (ya sé qué hay en la imagen) es Arya. No solo por lo valiente que tiene que forzarse a ser, lo luchadora, lo fuerte, sino porque no tiene tiempo para ser una niña. Lo que sufre y lo que pierde, y cómo no puede mirar atrás... definitivamente la mejor Stark don't come at me - Canción de Hielo y Fuego
  4. Luna: creo que no debería ni explicar las razones de por qué amo a Luna, pero lo haré de todas formas. No solo es adorable, también es increíblemente poderosa. Me encanta su forma de pensar, su manera de ver el mundo, y cómo no cambia aunque todo el mundo espere que sea más "normal". Es una persona única y se hace querer - Harry Potter 
  5. Veronica: la trilogía de Dreaming Spires está cargada de personajes maravillosos (leeeeeeedla) y, a falta de leer el tercer libro, no me queda sino aplaudir la personalidad y la forma de ser de Veronica. En una época en la que las mujeres estaban relegadas a ciertos papeles, ella hace lo que le da la gana y actua como quiere, y sobretodo, disfruta de ser quién es y cómo es, pero de verdad, sin presiones, sin estereotipos - Dreaming Spires
  6. Lynne: Sin Lynne, no podríamos visitar Marabilia, porque ella es la que se encarga de que las cosas vayan bien y lleguen a buen puerto (nunca mejor dicho). No se rinde ante nada para conseguir su sueño, pero se preocupa por aquellos que le importan, y lo cumple respetándose y respetando a los demás - Sueños de Piedra
  7. Daenerys: Si una cosa tiene Juego de Tronos, son personajes femeninos maravillosos (si tuviese que hacer un top personajes masculinos, no creo que entrase ninguno de la saga). Y Daenerys es maravillosa. Es una diva, una reina, madre de dragones y, aunque quizás algunas de las decisiones que toma no son las más acertadas, es también increíble en estrategia - Canción de hielo y fuego
  8. Tessa: quizás no sea el mejor ejemplo como protagonista o personaje femenino luchador o valiente, pero tal vez no tiene porque serlo. Tessa evoluciona mucho como personaje y encuentra su lugar en el mundo, se encuentra a ella misma, cuando, en su situación, eso tiene que ser muy complicado - Cazadores de Sombras: Los Orígenes
  9. Louisa: no sé si mucha gente estará de acuerdo conmigo, pero creo que es igual de importante ser valiente o fuerte que encontrarse a uno mismo, darse cuenta de quién eres. Y me parece un ejemplo muy bueno para esto (again, el segundo libro NO existe en mi cabeza) - Me before you.
  10. Cress: me da pena dejar fuera de la lista a Scarlet y Winter e incluso a Iko, ha sido una decisión muy complicada, pero he tenido que tomarla. Cress me parece un personaje maravilloso no solo por su ilusión y sus sueños, por su forma inocente de ver el mundo, sino por su evolución y su inteligencia, sin apartarse de lo otro - Las Crónicas Lunares
Probablemente me estoy dejando a mucha gente, porque estoy haciendo esto en clase de Semiótica, así que quizás luego repasaré. Comentad con vuestros personajes femeninos preferidos para que diga que estoy de acuerdo y llore por haber abandonado a mis hijas de forma tan cruel y desalmada. 
Also, próximo top: ¿películas preferidas o sagas preferidas?

ESTOY HACIENDO UNA ENTRADA RECOPILACIÓN DE LIBROS CON PERSONAJES LGBT. NO SOLO BOY X BOY, PORQUE HAY UNA MAYORÍA DE ESO EN LA LITERATURA YA MAINSTREAM, SINO LIBROS CON PERSONAJES LGBT PERO QUE NO ESTÁN EN UNA RELACIÓN, PERSONAJES BISEXUALES, ASEXUALES, GIRL X GIRL, ETC., ADEMÁS DE HACER HINCAPIÉ DE PODER SER EN LIBROS QUE NO TIENEN LA SEXUALIDAD COMO TRAMA PRINCIPAL. SI SABÉIS ALGÚN LIBRO POR FAVOR DEJADLO EN LOS COMENTARIOS. 

jueves, 27 de abril de 2017

Reseña | Addicted to you


Título: Addicted to You
Autor: Krista y Becca Ritchie
Editorial: -
¿Saga?: Saga Addicted (3 libros + 2 novellas + 4 libros "Spin-Off" Calloway Sisters)
¿Español?: No 
¡Cómpralo!: En papel / En Epub
Book #1 in the Addicted series
She's addicted to sex. He's addicted to booze...the only way out is rock bottom.
No one would suspect shy Lily Calloway's biggest secret. While everyone is dancing at college bars, Lily stays in the bathroom. To get laid. Her compulsion leads her to one-night stands, steamy hookups and events she shamefully regrets. The only person who knows her secret happens to have one of his own.
Loren Hale's best friend is his bottle of bourbon. Lily comes at a close second. For three years, they've pretended to be in a real relationship, hiding their addictions from their families. They've mastered the art of concealing flasks and random guys that filter in and out of their apartment.
But as they sink beneath the weight of their addictions, they cling harder to their destructive relationship and wonder if a life together, for real, is better than a lie. Strangers and family begin to infiltrate their guarded lives, and with new challenges, they realize they may not just be addicted to alcohol and sex.
Their real vice may be each other.
New Adult Best Seller - Recommended for readers 18+ for mature content.


Una de las cosas que me gusta de esta portada es que encaja con los colores del blog... kinda.


Voy a empezar la reseña deseándoos un feliz día del libro con atraso. No sabía si empezar una serie de entradas sobre Percy Jackson, pero he decidido dejar eso para más adelante y traeros una reseña de un libro que leí hace unos meses y que me gustó bastante, porque no he leído mucho más desde entonces. No es el tipo de género que suelo reseñar, lo vais a notar en seguida, pero es un libro que recomiendo muchísimo y que no puedo esperar a seguir leyendo, cuando me canse de Percy Jackson (not gonna happen).

Había oído hablar de Addicted to you por mi TL en Twitter, muchísimo, y aunque no estaba convencida en cuanto a leer algo más de New Adult, me lancé a por ello. Y, si soy sincera, me encontré con algo que no me esperaba, en absoluto. Me encontré con un libro muy maduro, con una trama que toca muchísimos temas que, hasta el momento no había visto en una novela, o al menos no tratados de esta manera. Y es que no lo clasificaría como una novela romántica, ni tampoco como una novela erótica, en absoluto, porque, aunque el sexo juega un papel muy importante en estos libros, la forma en la que es tratado rompe con todos los esquemas que me he encontrado en otros libros New Adult y, sobre todo en la novelita que continua este libro, Ricocchet, los temas están llevados con una gran maestría.

En Addicted to you conocemos a Lily Calloway, una estudiante universitaria con notas bastante mediocres, algunas dificultades para relacionarse, y que comparte piso con su mejor amigo de toda la vida. Hasta aquí, podría estar definiendo a muchas personas, pero hay algo que hace que Lily destaque, y no es su afición por los cómics de X-Men. Lily tiene una adicción incontrolable: es adicta al sexo. Durante el libro podemos leer una y otra vez cómo el deseo le nubla la cabeza y hace que su vida sea mucho más complicada. La protagonista de esta novela no es alguien que disfrute del acto sexual, es una persona que necesita de este lo quiera o no, que no puede pensar con claridad y que puede llegar a enloquecer si no tiene acceso al sexo.

Más allá de eso, es una persona tímida, reservada, con obviamente detectables problemas de ansiedad social, aunque no se saquen a relucir como tal con estas palabras en el primer libro. Puede hacerse una persona algo tóxica, y un personaje difícil de leer, a causa de que gran parte del libro trata de ella pensando en sexo o tratando de evitar pensar en sexo, pero es interesante porque muestra un problema real y una mente muy bien descrita. Puedes sentir la angustia, los nervios, el deseo, la ansiedad. Puedes sentirlo todo solo leyendo, y eso hace que creas que estás en contacto con una persona de carne y hueso.

Loren, el mejor amigo de la protagonista es un chico con sus propios problemas. Es adicto al alcohol. Empezó desde muy joven, y suele estar siempre borracho. Su personaje está bien explicado, y aunque, como cualquier buen protagonista de novela romántica, tienen sus issues que no comentaré porque no quiero hacer spoilers, está bien llevado y no se hace insoportable ni machista, lo cual le consigue bastantes puntos en mi lista. Es obvio que tiene problemas, y a medida que el libro avanza, se va haciendo más obvio que está fuera de control y que su vida estaría mucho más en orden sin esta adicción. Él tampoco es una persona muy sociable, pero eso cabría adjudicarlo más a su deseo personal

Los otros personajes del libro, Rose, Ryke, Connor y Daisy, aparecen más o menos en esta primera entrega de la saga (aunque todos cuentan con sus spin-off) pero no hace falta que aparezcan más para que te des cuenta de que son personajes con un background interesante y que están bien construidos. Me gustaría destacar sobre todo cómo está escrita la relación entre las hermanas, y cómo están perfiladas sus personalidades, porque es algo delicioso. La forma en que actúan quizás no siempre me ha gustado, y definitivamente chocaría con sus personalidades, pero eso no impide que disfrute de lo humanas que son. No he leído todavía los demás libros, pero creo que no me equivoco cuando digo que una de las piedras angulares de esta saga es la relación entre las hermanas Calloway.

Personajes y relaciones bien trazadas aparte, me gustaría hablar sobre la relación principal. Puedo sentirla algo forzada en algunas partes, pero eso es, más que nada, porque se trata de una relación mezclada con sus adicciones, en la que queda mucho trabajo por hacer. En una sociedad desmedida, siendo hijos de empresarios ricos, el tipo de vida que llevan es, quizás, un suicidio social. Lo que empieza como excusa, como relación falsa para posar delante de sus familias, va creciendo, y la bola de nieve les da en la cara. Lo peor de todo es ver como permiten, como alientan, la adicción del otro. Viven en su burbuja, e intentan protegerse y hacer que sea sobrellevable convivir con las adicciones, pero hay ciertas cosas que me parecen hasta exageradas de lo tóxicas que son. Supongo que retrata el día a día de una adicción, pero no creo que eso sea compatible con una relación, aunque también tienen sus buenos momentos y se nota que los sentimientos están ahí.

La nota que le he puesto al libro es, quizás, debida al nivel de toxicidad que desprendían ambos personajes. No puedo con eso, por más bien escrito o más interesante que sea un libro, siento que me drenan. Pero lo recomiendo encarecidamente y espero que todos disfrutéis de los personajes y las tramas que estas novelas ofrecen tanto como yo.

Me ha gustado mucho el final del libro, las decisiones tomadas, y su continuación, Ricocchet, así que espero poder proseguir con la saga cuanto antes.


sábado, 22 de abril de 2017

Reseña | Openly Straight


Título: Openly Straight
Autor: Bill Konigsberg
Editorial: Arthur A. Levine Books
¿Saga?: Biología
¿Español?: No 
¡Cómpralo!: En papel / En Epub

Rafe is a normal teenager from Boulder, Colorado. He plays soccer. He's won skiing prizes. He likes to write.
And, oh yeah, he's gay. He's been out since 8th grade, and he isn't teased, and he goes to other high schools and talks about tolerance and stuff. And while that's important, all Rafe really wants is to just be a regular guy. Not that GAY guy. To have it be a part of who he is, but not the headline, every single time.
So when he transfers to an all-boys' boarding school in New England, he decides to keep his sexuality a secret -- not so much going back in the closet as starting over with a clean slate. But then he sees a classmate breaking down. He meets a teacher who challenges him to write his story. And most of all, he falls in love with Ben... who doesn't even know that love is possible.
This witty, smart, coming-out-again story will appeal to gay and straight kids alike as they watch Rafe navigate being different, fitting in, and what it means to be himself.

Me hace ilusión decir que esta es la primera reseña que preparo con el nuevo diseño. YAY. Hasta me he puesto a hacer florecitas de puntuación aunque no han quedado muy bien :( Terminé de leer el libro ayer, así que todavía tengo la decepción bastante fresca.

Quizás esa no es la palabra que haga que sigáis leyendo, quizás no es la palabra que usaría en otras condiciones para un libro que me ha gustado.

Como es fácil adivinar por la sinopsis, se trata de un libro sobre una relación homosexual, pero es mucho más que eso. Es un viaje de autodescubrimiento sobre la sexualidad y sobre uno mismo, sobre las relaciones y las personas y sobre la homofobia, interna y externa. Me ha gustado cómo trata el tema de la sexualidad, cómo el protagonista intenta despegarse de la etiqueta de gay para encajar, para que la gente vea en él algo más que su sexualidad. Sin duda es un sentimiento de asociación con la realidad, un grito a que las personas homosexuales sean vistas como lo que son, personas, más allá de quién les guste, pero también es una representación clara de los diferentes puntos de vista de la comunidad gay, de la lucha interna entre la reclamación de unos derechos que nos pertenecen y la sensación de que no debería ser necesario, que nuestra sexualidad no debería ser una parte tan importante de nuestra vida.

Me han gustado las conclusiones a las que ha llegado Rafe, el protagonista y me ha gustado su forma de ser, de pensar, y de llegar a estas. Me ha parecido un personaje complejo, en absoluto plano, y que hacía lo que hacía, quizás desde un ambiente y una forma de ver el mundo muy privilegiadas, pero con unos razonamientos que podía comprender. A lo mejor a otros les cueste más, porque, como ya he dicho, dentro de la opresión no deja de ser un chico cis blanco con dinero que hace lo que hace, en parte, por aburrimiento. Quizás una forma más fácil de resumir a Rafe es no sabes lo que tienes hasta que lo pierdes. 

Me ha gustado cómo han sido representados los demás personajes, gays y heteros, de este libro, porque había diversidad, había una amplitud de personalidades, se trataban temas importantes a través de ellos... Y no he visto en ningún momento que la sexualidad de los personajes fuera, en ningún momento, más importante que su personalidad.

Quiero destacar que me han hecho mucha gracia Albie y Toby. Su relación de amistad es maravillosa y las salidas que tienen son fantásticas. Otra cosa es que no sé yo si iban a clase o solo hacían el tonto, pero me gustó que su forma de ser fuese tan entretenida, hacía el libro mucho más ameno.

Ben, Ben, Ben. Qué puedo decir de Ben. Un chico profundo, algo atormentado, que intenta entenderse a sí mismo a la par que Rafe hace su propio viaje. Su forma de ser me pareció maravillosa. No tenía problemas en expresar sus sentimientos, y en decir lo que pensaba. Lo del  eros y el agape me pareció un puntazo como fan extrema de Yuri on Ice que soy. No quiero decir nada más sin hacer spoiler, pero aún sin leer su libro, sé que hay mucho más en él de lo que aparece en estas páginas. No es solo un empollón que deja aflorar sus sentimientos, no es solo una persona luchando un conflicto interno. Es alguien que busca que le entiendan, y que cree que se entiende a él mismo... pero nada más lejos, en mi opinión. Un personaje que merece la pena leer.

Mi descontento con este libro no tiene nada que ver tampoco con los demás personajes, y mucho menos con la relación y la forma en la que esta se desenvuelve, aunque supongo que es necesaria una resolución mejor para la relación, que es lo que estará en el segundo libro, que dudo mucho que vaya a leer. Mi descontento es para con el autor, porque un libro con personajes homosexuales no deja de ser bifóbica y misógina. Y eso me dio muchísima rabia. Terminé las pocas páginas que me quedaban del libro con un regusto en la boca, y no es para menos.

Imaginad que leéis un libro que describe asuntos que os interesan en un estilo desenfadado y juvenil, con una pluma que te hace querer seguir leyendo y que es cómodo y accesible. Imaginad que os gustan los personajes (me suele costar que me gusten todos los personajes, como ya se ha visto en muchas de mis reseñas anteriores). Y ahora imaginad que todo eso pierde valor porque el autor incluye opiniones que están totalmente fuera de lugar y se queda tan tranquilo. 

Para empezar, esta joya:
"I wandered back over to the tofu pig. It looked real, unless you got up really close to it. Then you could see: It was very much not. Up close, you could see how the artist molded the tofu, and the places where there were cracks in the pigskin. You could even see the finger indentations where he’d tried to massage the tofu flat. It was like when you approach a woman whom you think is beautiful and you see the caked-on blush and mascara, and you realize what you are seeing isn’t her; it’s her vanity. You’re seeing her attempt at beauty, and it’s the opposite of beauty that you’re looking at."
Quiero decir, ¿estáis leyendo lo mismo que yo? Una mujer que lleva maquillaje es el equivalente humano a un cerdo hecho de tofu: no es de verdad. Es solo esta frase, porque tampoco hay muchas más oportunidades en la novela para soltar estas hjo  


[SPOILER] Para ser sincera, lo de la bifobia lo digo por su página web, en la que dijo que Ben no se identifica como bisexual, si no que es "un hetero al que le gusta solo un chico", y que él está de acuerdo con eso y le parece totalmente válido, argumentando además que "el tío de Ben es bisexual", Es lo que me hizo no querer seguir leyendo esta biología. ¿Por qué esa necesidad de eliminar la visibilidad de los bisexuales? No lo entiendo [FIN].

En general, es un buen libro, y lo recomiendo, porque será que yo me indigno con facilidad, y más allá de las dos cosas que he nombrado, es un buen libro, y los temas que toca son importantes. Si podéis haceros con él, si os apetece leer literatura juvenil de temática homosexual, hacedlo. No os dejéis influenciar por lo malo que he comentado, porque quizás tiene peso, pero se puede andar a su alrededor.